jueves, 15 de abril de 2010

Tortilla de patatas


La tortilla de patatas es uno de los mejores inventos de la cocina española, viene bien en cualquier ocasión: en bocadillo para ir a la playa, al plato para una cena rápida y sencilla. En fin, un plato suculento y muy fácil de hacer, para empezar habrá que coger patatas de temporada, se pelan, se lavan y se secan antes de proceder a su corte, este ha de ser siempre fino no importa ni el tamaño ni la forma, pero muy importante que el corte sea fino para conseguir una cocción más rápida. ¿Cuánta patata?, pues dependiendo de la necesidad se escoje la sartén, normalmente una patata grande por persona está bien, se pone una importante cantidad de aceite (con el de girasol el sabor general es más neutro que el de oliva, pero cualquiera de los dos sirve); hay que llenar con él, algo así como un tercio de sartén. Mientras se va calentando, se pela la patata reservándola en un cuenco. Si gusta la cebolla, se pica una de tamaño pequeño que se dispone en un plato pequeño, cuando el aceite esté caliente se echa la patata y se tapa, con el fuego bajo se va vigilando la cocción, en el momento en que esta empiece a clarear se hecha la cebolla, se remueve con una cuchara de madera y se vuelve a tapar. En el bol que habíamos reservado la patata, se cascan los huevos dos por persona más uno para la sartén y se baten enérgicamente. Cuando la patata y cebolla estén hechas, se sacan con una pala de fritos o una espumadera y se insertan en el bol los huevos, se remueve suavemente y se sala el conjunto. Se recicla el aceite de la sartén dejando una fina capita sobre la que se vuelca el conjunto. Se mantiene tapada con el fuego suave unos quince minutos hasta que se vea cuajado el lateral de la tortilla, se le da la vuelta y se mantiene otros 15 minutos. Para asegurar que esté bien hecha por el centro, se coje un cuchillo limpio introduciendo la punta, al sacarla observaremos si falta para terminar de hacerse (ha de salir sequito, sin rastros de huevo crudo), se puede volver a voltear la tortilla si se considera necesario. Y eso es todo ¡riquísima!

8 comentarios:

mariatem dijo...

No hay nada mejor que una buena tortilla de patatas, y con cebolla todavía más rica.
Besos

Juan dijo...

Una tortilla fabulosa. me cojo un buen trozo.
Saludos

Alicia dijo...

Hola Mariatem, estas tortillas son buenas para cualquier circunstancias. Y en bocadillo, muy rica también!

Juan, por supuesto. Acomódate. Saludos de vuelta.

Miguel dijo...

Hola Alicia ayer mismo nos comimos una de cinco huevos crudita por dentro ummmmmm!! siempre y de cualquier manera está buenísima totalmente de acuerdo contigo,
saludos desde un poco mas al sur

Alicia dijo...

Hola Miguel, buenos días. Es un plato que no tiene mucho misterio, pero se come estupendamente. Con una ensaladita de tomate y un par de cortaditas de jamón. Para qué más!
Buen fin de semana.

Toñi (picapusa) dijo...

y a quien no le gusta la tortilla?? me pillo un pincho!

saludos

Alicia dijo...

Hola Picapusa, esta me salió buenísima. A ver que día me animo y cuento la historia de esta tortilla, además de poner la receta, claro está.
Un abrazo!

Gastros y Alcoholía dijo...

Que viva la tortilla de patatas!

Visita nuestro nuevo blog:
http://gastroalcohologia.blogspot.com/

Muchas gracias

Publicar un comentario