lunes, 17 de mayo de 2010

Berenjenas rellenas


La receta de estas berenjenas es muy sencilla, se compra 1 pieza por comensal, procurando que sean todas del mismo tamaño, con lo cual para 4: 4 berengenas, 600 grs. de carne picada compuesta mitad mitad por magro y ternera, en este caso también añadí un blanquet y una puntita de tocino ibérico. Todo muy picadito. Con un cuchillo se parten por la mitad las berenjenas y se realiza una incisión para vaciar y darle una forma apta para su posterior relleno. Se sofríe  la pulpa recién cortada bien troceada, junto con 1 cebolla mediana y varias zanahorias peladas y cortadas en cuadritos pequeños. Se añade sal al gusto y unos pocos piñones. Cuando voy a utilizar el horno, normalmente lo enciendo antes de empezar la preparación del plato, así es que de esta manera, una vez sofrita la picada de carne, zanahorias, cebolla y lo que se ha vaciado de la berenjena, se echa o bien tomate natural pelado, despepitado y rallado o medio bote de tomate frito, se mezcla todo cuidadosamente y se rellenan las berengenas. Se pone queso rallado por encima y se introducen en el horno durante 15 minutos para darles el toque gratinado. Et voila. Bon appétit.

lunes, 10 de mayo de 2010

Ensalada de mango y canónigos


Como estamos en verano y hay que cuidarse un poquito más, ahí va una ensalada riquísima que bien sola o acompañada por un filete a la plancha, nos va a ayudar a mantener la línea.  Es una verdadera delicia. Se hace con canónigos, tomate maduro pero de textura firme, aguacate, mango y unos langostinos. Se salpimenta y listo.



Lenguado a la Meunière


He aquí un plato exquisíto, lo comimos el domingo a medio día en familia y en fin, nos chupamos los dedillos, lástima que el buen lenguado sea tan caro, aunque de vez en cuando, hay que permitirse este tipo de caprichillos, lo hice a la meunière (esta palabra francesa viene de meunier, significa molinero: el que hace la harina). Se pone mantequilla en una sartén de gran tamaño, mientras se calienta se enharina el lenguado, se salpimenta y se sofríe a fuego fuerte durante 5 minutos por cada lado, se rocía con zumo de limón y se espolvorea con perejil picado. Se sacan las piezas, se ponen en una fuente se recubre con la mantequilla fundida, el zumo de limón y el perejil. Para el acompañamiento, se pelan las patatas se cortan en dos y se ponen a cocer al vapor en una olla express con un escaso dedo de agua, cuando empiece a silbar la olla, se mantiene al fuego durante 15 minutos, para los espárragos lo mismo pero tan sólo 10 minutos. Se riega todo con la salsita de mantequilla. Y...¡a comer!

Albóndigas con salsa de tomate


Para 4 personas, las albóndigas se preparan de la siguiente manera: 300 grs. de ternera picada junto con 200 grs. de carne magra de cerdo, se situan dentro de un recipiente en donde se pueda mezclar cómodamente junto con 1 huevo, pan rallado, perejil picado y 3 ajitos prensados, salpimentar. Cuando esté bien trabajado el conjunto, se pone abundante aceite al fuego y se dispersa harina en el banco de cocina, con las manos bien limpias se hacen las albóndigas del tamaño que uno prefiera, para que salgan redonditas se ha de poner la porción en el cuenco de la mano y con la otra hacer un movimiento giratorio como si de una pelota se tratase, teniendo en cuenta que cuanto  más grande sean, más se tardarán en hacer; cuando esté repartida toda la mezcla, vamos a pasarlas por la harina y a continuación: a la sartén.
  

 Mientras se hacen, se dispone otra sartén al fuego y cuando éste este a punto, se introduce: 1 cebolla picada, 6 zanahorias peladas y cortadas en juliana, un chorrito generoso de vino blanco de cocina y 6 tomates maduros pelados y sin pepitas, se tapa la sartén y se pocha suavemente. Cuando esté todo bien rehogadito se añaden dos cosas: primero una cucharada pequeña de azúcar, removiendo con cariño y segundo, un pelín de sal. Se termina llenando de agua hasta el borde de la sartén, se rectifica de sal y cuando se haya reducido a la mitad y esté bien trabada la salsa, se apaga el fuego. Se sacan las albóndigas con una espumadera y se colocan en un plato en donde previamente se ha colocado papel absorbente. Se puede acompañar el plato con una buena ensalada.